PARA QUE SEAN MIS TESTIGOS… TERCERA SEMANA MISIONERA

PARA QUE SEAN MIS TESTIGOS… TERCERA SEMANA MISIONERA

La Iglesia Católica celebra las Misiones en octubre, puesto que fue en esté mes que se descubrió el continente americano, abriendo así una nueva página en la historia de la Evangelización. Este debe ser considerado en todos los países como el mes de la misión universal.

El penúltimo domingo de octubre, proclamado Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) constituye el punto culminante de las acciones de la iglesia por las vocaciones y misiones.

Además el primer día de este mes festejamos a Santa Teresita del Niño Jesús, quien es la patrona universal de las Misiones.  
Teresita nunca abandonó su claustro, pero en los últimos tiempos de su vida, mantuvo correspondencia con dos padres misioneros, uno de ellos enviado a Canadá, y el otro a China, y les acompañó constantemente con sus oraciones. Por eso, el Papa Pío XII en 1927, quiso asociarla a san Francisco Javier como patrona de las misiones.

La finalidad fundamental del octubre misionero es promover el espíritu misionero en toda la Iglesia y un compromiso concreto con las misiones tanto las que se realizan en nuestro país como en otras partes del mundo.          

Como expresión de fraternidad y solidaridad universal y como actividad central durante el octubre misionero, realizamos en todas las diócesis, parroquias e instituciones católicas de nuestro país la COLECTA MUNDIAL DE LAS MISIONES, sumándonos a la que se realiza en todo el mundo.           

Y como todos sabemos, desde hace muchos años, la Juventud Misionera del Perú participa en tan grande labor de la iglesia mundial con la oración, colaboración, voluntariado, y sobre todo haciendo animación misionera en los lugares donde se necesita sensibilizar a los hermanos y éste año no será la excepción. Te invitamos a participar de manera activa de las diferentes actividades que Obras Misionales Pontificias propone para este éste año aun a distancia haciendo el bien ayudando a tu prójimo desde casa como lo hacía Santa Teresita desde su celda, y todos los misioneros en el mundo, a tu hermano, a tu papá o mamá en casa al vecino o a un amigo; a quien te necesite ya sea con una llamada de aliento o una oración.

Asimismo, el Papa Francisco, señala que Jesús no sólo envía a sus discípulos a “realizar” la misión, sino a “vivir” la “misión” que Él les ha confiado; es decir, no sólo a dar testimonio, sino a ser testigos de Él.

Pues resulta que cada año OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS en el mes de octubre propone vivir las cuatro semanas para formar una unidad mediante la oración, el sacrificio, la cooperación económica y la vocación misiones.

DOMUND – TERCERA SEMANA: COOPERACIÓN MISIONERA

“Por lo tanto, considero oportuno volver a recordar la sabia indicación de mis predecesores, los cuales establecieron que fueran destinadas a esta Obra todas las ofertas que las diócesis, parroquias, comunidades religiosas, asociaciones y movimientos eclesiales de todo el mundo pudieran recibir para auxiliar a las comunidades cristianas necesitadas y para fortalecer el anuncio del Evangelio hasta los confines de la tierra. No dejemos de realizar también hoy este gesto de comunión eclesial misionera. No permitamos que nuestras preocupaciones particulares encojan nuestro corazón, sino que lo ensanchemos para que abarque a toda la humanidad”, (Mensaje del Papa Francisco).

Este es también uno de los objetivos de la Jornada Misionera Mundial, que, a través de las Obras Misioneras Pontificias, solicita ayuda para el desarrollo de las tareas de evangelización en los territorios de misión. Muchos consagrados y consagradas son los que promueven las Obras Misionales Pontificias en diferentes Jurisdicciones Eclesiástica. También son los primeros valientes que anuncien el evangelio en los lugares más difíciles en nuestro país y en el mundo entero.

Ellos entregan su vida con mucho sacrifico para anunciar a Jesús… a nosotros nos corresponde ayudarlos con nuestro aporte económico para que pueden seguir realizando los proyectos de promoción humana ayudando a muchos niños pobres.

“En este marco se comprende el pedido de Jesús a sus discípulos: «¡Dadles vosotros de comer!» (Mc 6,37)lo cual implica tanto la cooperación para resolver las causas estructurales de la pobreza y para promover el desarrollo integral de los pobres, como los gestos más simples y cotidianos de solidaridad ante las miserias muy concretas que encontramos.

La palabra «solidaridad» está un poco desgastada y a veces se la interpreta mal, pero es mucho más que algunos actos esporádicos de generosidad.

Supone crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos. (EG. N° 188)

Los compromisos para la Tercera Semana Misionera:

1) Se apoya a su párroco y se asegura que el afiche del DOMUND esté a la vista de todos los feligreses una semana antes del 23 de octubre, día del DOMUND. En la homilía se menciona que la Iglesia es sacramento universal de salvación.

2) Se apoyar a su párroco para que se organice más actividades económicas (tómbolas, conciertos de música misionera, etc.) Se promueve actividades para recaudar fondos en bien de las misiones.

3) Obras Misionales Pontificias central, los invita a MIXTURA DOMUND, donde podrás venir a compartir con tu familia un rico almuerzo don deliciosos platos, con la misa solemne por el Domingo Mundial de las Misiones. Como también invitarlos a colaborar con la Rifa Misionera Virtual. Toda esta recaudación de fondos será para las misiones (Jr Mariscal Miller 1524 – Lince) y puedes adquirir o ayudar a colocar tus tarjetas al 913932205.

4) Se coordina con las OMP de su jurisdicción eclesiástica para ayudar a repartir los sobres y alcancías y apoyar la colecta pública saliendo en las calles con la alcancía del DOMUND los días 27 y 28 de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *