Día del Archivo: Memoria histórica de nuestra Iglesia

Día del Archivo: Memoria histórica de nuestra Iglesia

COMPARTIR

Hoy, en todo el mundo, se celebra el día Internacional de los Archivos, memorable fecha que busca revalorar el aporte histórico de miles de documentos en la actividad humana. En ese sentido, nuestra Oficina de Prensa conversó con Kelly Montoya Estrada, directora general del Archivo Arzobispal de Lima.

Montoya destacó que los archivos cumplen un rol relevante porque son la memoria histórica de la sociedad: “La documentación que custodia cada repositorio es única e invalorable, ya que no solamente son útiles para los historiadores o profesionales afines, sino también para el arte, las relaciones internacionales e incluso para cualquier persona que busque información sobre su árbol genealógico, trámites familiares u otro”, expresó.

Hoy, en la virtualidad de la información, la directora del Archivo Arzobispal de Lima nos comentó que, después de la Pandemia, la tecnología se ha convertido en un recurso indispensable para continuar preservando y reconociendo el valor de los archivos: “La etapa digital que vivimos no implica que debemos dejar de lado los documentos en formato papel, o solamente digitalizarlos y luego olvidarnos de ellos, dejando que se sigan deteriorando; al contrario, debemos digitalizarlos y buscar restaurarlos, ya que ambos trabajos deben ir de la mano y no de manera aislada”, apuntó.

Una documentación que forma parte de la historia de nuestra Iglesia.

De esta forma, el Arzobispado de Lima tiene a su cargo el Archivo Arzobispal, que custodia documentos históricos que datan del siglo XVI hasta la fecha, como libros parroquiales, documentos de los monasterios, conventos, registros de hechicerías, extirpación de idolatrías, expedientes matrimoniales, entre otros.

“Esta documentación forma parte de la historia de nuestra Iglesia como de la Iglesia Latinoamericana. Es así, que el Archivo Histórico del Seminario Santo Toribio y el Archivo del Cabildo Catedralicio, hoy Catedral de Lima, forman parte de nuestros archivos, conteniendo documentos del siglo XVI al XX”, reafirmó Montoya.

Finalmente, en el Día Internacional de los Archivos, la directora del Archivo Arzobispal precisó que es necesario aprender a valorar nuestros archivos y el trabajo que se realiza con ellos: “Si todos trabajamos unidos, aprendiendo unos de otros, valorando el material documental que tenemos y permitiéndonos que los especialistas nos ayuden a preservarlos, lograremos que nuestro patrimonio no se pierda y perdure mucho tiempo”, reflexionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *