Iglesia de Trujillo solidaria con familias afectadas por deslizamiento de tierra

Iglesia de Trujillo solidaria con familias afectadas por deslizamiento de tierra

En un comunicado de prensa difundido por el Arzobispado, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte manifiesta la solidaridad de la Iglesia de Trujillo y el acompañamiento en el dolor de las familias que afectadas por el desastre natural ocurrido el 15 de marzo

Vatican News

El presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano y de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM, ha dispuesto que Cáritas Trujillo y la Oficina de Responsabilidad Social de la Universidad Católica de Trujillo, coordinen “acciones inmediatas” para ayudar a los hermanos y hermanas que han sido duramente afectados por el deslizamiento de tierra ocurrido este martes, 15 de marzo, en la localidad de Retamas, Parcoy, La Libertad.

Por medio de una nota, el también arzobispo de Trujillo invoca a las autoridades del sector privado y público, para que unan “esfuerzos para aliviar el dolor de estas familias” que en este momento carecen de lo básico para vivir, recordando las palabras del Papa Francisco del 20 de enero de 2018, con ocasión de su visita a esta ciudad:

El alma de una comunidad se mide en cómo logra unirse para enfrentar los momentos difíciles, de adversidad, para mantener viva la esperanza

Falta de reglamentación

El desastre ocasionado por intensas lluvias ha arrasado decenas de casas en el pueblo andino de Retamas, en el norte de Perú, y al menos 15 personas han quedado sepultadas bajo el barro, 3 han sido rescatadas y 6 se encuentran desparecidas. Un cálculo preliminar sitúa el número de casas sepultadas por el derrumbe entre 60 y 80. Según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional, en 2009 se presentó un desastre en el mismo lugar, dejando 9 muertos y 25 damnificados. La problemática de fondo es que no existe ninguna reglamentación o medidas de información que lleguen hasta las familias para que eviten asentarse en esta zona de alto riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *