3era SEMANA MISIONERA –  OMP PERÚ

3era SEMANA MISIONERA – OMP PERÚ

Tercera semana: Cooperación misionera – DOMUND.

El lema de la Jornada Mundial de las Misiones de este año, «No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído» (Hch 4,20), es una invitación a cada uno de nosotros a “hacernos cargo” y dar a conocer aquello que tenemos en el corazón. Esta misión es y ha sido siempre la identidad de la Iglesia: «Ella existe para evangelizar» (S. Pablo VI, Exhort. ap. Evangelii Nuntiandi, #14). Nuestra vida de fe se debilita, pierde profecía y capacidad de asombro y gratitud en el aislamiento personal o encerrándose en pequeños grupos; por su propia dinámica exige una creciente apertura capaz de llegar y abrazar a todos. Los primeros cristianos, lejos de ser seducidos para recluirse en una élite, fueron atraídos por el Señor y por la vida nueva que ofrecía para ir entre las gentes y testimoniar lo que habían visto y oído: el Reino de Dios está cerca. Lo hicieron con la generosidad, la gratitud y la nobleza propias de aquellos que siembran sabiendo que otros comerán el fruto de su entrega y sacrificio. Por eso me gusta pensar que «aún los más débiles, limitados y heridos pueden ser misioneros a su manera, porque siempre hay que permitir que el bien se comunique, aunque conviva con muchas fragilidades» (Exhort. ap. postsin. Christus Vivit, 239).

En la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebra cada año el penúltimo domingo de octubre, recordamos agradecidamente a todas esas personas que, con su testimonio de vida, nos ayudan a renovar nuestro compromiso bautismal de ser apóstoles generosos y alegres del Evangelio. Recordamos especialmente a quienes fueron capaces de ponerse en camino, dejar su tierra y sus hogares para que el Evangelio pueda alcanzar sin demoras y sin miedos esos rincones de pueblos y ciudades donde tantas vidas se encuentran sedientas de bendición.

Esta semana está dedicada a esforzarnos con responsabilidad en la cooperación económica con las misiones. Por tal motivo es preciso informarnos sobre las necesidades y desventajas en medio de las cuales viven y desarrollan su labor los misioneros, y sentir como nuestras sus urgencias, dando con generosidad en beneficio de las misiones una desprendida aportación económica.  

Compromiso para esta semana:

1. En la Misa del domingo anterior al DOMUND avisar a las personas que la colecta del próximo domingo sea una colecta generosa y va plenamente al Santo Padre para ayudar a los más pobres. Si es posible consigue volantes de las OMP. Difundir el mensaje del Papa Francisco para el Domund 2021.

2. Apoyar a su párroco y asegurar que el afiche del Domund está a la vista de todos los feligreses una semana antes del 24 de octubre, día del DOMUND. En la homilía mencionar que la iglesia es sacramento universal de salvación.

3. Apoya a su párroco para organizar más actividades económicas. Promover actividades para recaudar fondos en bien de las misiones.

4. Coordina con las OMP de su jurisdicción eclesiástica y ayuda a repartir los sobres y alcancías y apoyar la colecta pública saliendo en las calles con la alcancía del DOMUND los días 28 y 29 de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *