Segunda semana: “Sacrificio misionero”.

Segunda semana: “Sacrificio misionero”.

El dolor ofrecido desde la fe también es un aporte muy valioso para ayudar la misión de la iglesia. En esta segunda semana del mes de octubre se promueve la cooperación con las misiones transformando el dolor en valor. A ejemplo de Santa Teresita, Patrona de las Misiones el sufrimiento ofrecido por las misiones se transforma en mérito. Realmente no hay explicación por qué el hombre sufre.

Jesús se conmovía ante la gente que sufría y realizó milagros para sanar a las personas que padecían dolor físico, hambre y hasta resucitó muertos aliviando el dolor emocional de muchos. Compartimos lo que oramos juntos en la Plegaria Eucarística V/b

 “Danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana, inspíranos el gesto y la palabra oportuna frente al hermano solo y desamparado, ayúdanos a mostrarnos disponibles ante quien se siente explotado y deprimido.

Que tu Iglesia, Señor, sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz, para que todos encuentren en ella un motivo para seguir esperando”.

Jesús da un valor salvífico al dolor. Es Jesús, que obediente a la voluntad del Padre, entrega su vida, sufriendo una cruel pasión y la muerte en la cruz. El sufrimiento adquiere fuerza de redención.  Desde luego llevando el dolor bajo la luz de la Fe y ser consciente que todo lo que acontece es provechoso para nuestra santificación:

 “Y sabemos que para los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien” (Rom. 8:28) …también el dolor.

El dolor ofrecido desde la Fe se transforma en valor y santidad. Si de esta manera ofrecemos a Cristo los padecimientos, estaremos participando activamente en la misión de la iglesia.  Por eso en la segunda semana de este octubre misionero vamos a promover el ofrecimiento del dolor con amor. Santa Teresita nos invita a dar un sentido al dolor:

«¡Madre mía! Os aseguro que el cáliz está lleno hasta los bordes. No, jamás hubiera creído que era posible sufrir tanto… No puedo explicármelo sino por mi deseo máximo de salvar almas…».

Compromiso para esta semana:

1. Promover durante este mes visitas a los enfermos y ancianos incentivarlos a participar en la obra de la UEAM (se puede conseguir dípticos como ofrecer el dolor por la misión de la sede de las OMP)

2. Ofrecer por la santificación de los misioneros los sufrimientos personales.

3. Difundir la reflexión sobre el mensaje del Papa Francisco para Jornada Mundial del Enfermo, 2021:

https://www.vatican.va/content/francesco/es/messages/sick/documents/papa-francesco_20201220_giornata-malato.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *