LA MISION ES AHORA

LA MISION ES AHORA

Mt 20,1-16: ¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?

Dios quiere que todos los hombres se salven y por eso nos envía el Espíritu Santo para impulsar la iglesia hacia la misión. Hoy nos invita la Palabra a tomar consciencia de que la misión es ahora y hay que preocuparnos de compartir el don de la Fe recibido. Así el Reino se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña…salió a la segunda hora y a la tercera y exigió lo mismo – que trabajen. Al final los paga a todos por igual. Es una invitación para ver con buenos ojos la bondad que mueve al patrón. Deberíamos alegrarnos cuando personas que, por distintas situaciones de pecado social e injusticias, han sido descartados de la mesa de los hijos, pueden tomar el lugar que les corresponde. El ejemplo vale también para el ámbito religioso.

Un corazón misionero no discrimina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *