MISION; IMPULSANDO LA COMUNION FRATERNA

MISION; IMPULSANDO LA COMUNION FRATERNA

MISION; IMPULSANDO LA COMUNION FRATERNA Mt. 18 15-20

Dios corrige a aquel que considero como hijo. Corrige porque ama. La corrección hacia el hermano si no es corrección desde el amor y la misericordia no sirve. Cuando el hermano peca no será tema de un nuevo chisme…como suelen hacer. Si somos de Jesús y seguimos su evangelio tenemos claro que lo primero que hay que hacer es hablar en privado no en el Facebook. La condena del hermano es posible sólo cuando él persevera obstinadamente en el mal y en la medida en que rechaza cualquier tipo de corrección o de perdón. En la vida de la comunidad eclesial subsiste, viva y eficaz, la invaluable función apostólica de «atar y desatar». Todo lo que uno hace inclina hacia el bien o el mal. Al final el árbol caerá hacia donde esta inclinada. La misión tiene como finalidad aproximar al enfermo a Cristo para que se sane y vive. Es una misión de construir la comunidad centrada en Cristo y su misericordia. Solo así «donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos». Es la sincera preocupación por el que se aparta de la comunidad, demostrando así nuestra fe en Aquel que nos asegura que solo en la casa del Padre encontramos la alegría verdadera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *