Únase al Papa Francisco orando por sus intenciones en agosto

Paola Calderón Gómez AgostoFranciscoOración

Bogotá D.C. 3 de agosto de 2021

ADN Celam. La Red Mundial de Oración del Papa presentó las intenciones de su santidad el Papa Francisco para el mes de agosto.

El Santo Padre nos pide que recemos por la Iglesia para que reciba del Espíritu Santo la gracia y la fuerza para reformarse a la luz del Evangelio.

Y en su mensaje nos recuerda que la reforma de la Iglesia la hacemos todos y la primera reforma debe ser individual, el corazón de cada uno que ha de trabajar en busca de los frutos provenientes de la experiencia de la oración, la caridad y el servicio, lo que implica dejarse inspirar por el Espíritu Santo.

En el mes de agosto la invitación es a trabajar para que la Iglesia tenga una opción más misionera, dispuesta a salir al encuentro del otro, acciones de cada creyente comprometido, así como lo mencionan documentos vitales en el Magisterio del Papa Francisco como la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium en donde se destaca la invitación a discernir cual es el camino que el Señor nos pide y de que manera vamos a responder a ese llamado saliendo de la propia comodidad y atreviéndonos a llegar a las periferias que necesitan la fuerza del Evangelio.

Le puede interesar: La Iglesia brasileña reflexiona sobre la Christus Vivit en el Mes Vocacional

La oración, camino de encuentro

La Red Mundial de Oración del Papa es una obra pontificia. Su misión es convocar a los católicos por la oración y la acción, de cara a los desafíos de la humanidad y la misión de la Iglesia.

Estos retos comprometen a la Iglesia, por eso, se presentan en forma de intenciones de oración que el Papa confía a toda la Iglesia. Esta iniciativa surgió en 1844 como un Apostolado de la Oración y actualmente está presente en 98 países y la integran más de 35 millones de católicos.

En marzo de 2018 el Papa la constituyó como Obra Pontificia reconociendo el valor de su servicio eclesial. Su misión se inscribe en la dinámica del Corazón de Jesús, una misión de compasión por el mundo a través de la plegaria.

Hagamos parte de este apostolado rezando para que la lectura orante de la Palabra guíe nuestro camino y que cada día podamos cultivar una vida de oración y entrega a Dios a través del servicio a los demás. La invitación es a aprovechar cada espacio de la vida como una oportunidad para crecer en lo espiritual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *